Los golpes que sufrió Martínez no justifican las causas de su muerte, según los forenses