Nuevos datos sobre el misterioso hexágono de Saturno alientan a los astrónomos