Un padre reclama que las chocolatinas de Santa Claus no son lo que parecen