"Pobre de mí..."