El SEPRONA desmantela una red criminal instalada en España dedicada a la exportación ilegal de angulas a China y Japón