Rubén Castro: "Jamás le he puesto la mano encima"