Rosario Porto, ingresada tras ingerir una gran cantidad de pastillas