Pasa doce años en la cárcel por una violación que no cometió