Romano insiste en que no va a perdonar lo ocurrido tras una condena errónea