Rocían con spray de pimienta a unos estudiantes de Ohio como ejercicio de clase