Se dispara el robo y venta en negro de smartphones