El imán de Ripoll se marchó de Vilvoorde cuando le pidieron sus antecedentes penales