Los Reyes Magos sortean la crisis por tierra, mar y aire con cabalgatas patrocinadas