El Rey abandona el hospital tras su operación