El Rey evoluciona dentro de la normalidad y podría recibir el alta el fin de semana