Revuelo en una residencia madrileña de mayores tras tocarles el 'Gordo'