El gato más gordo de Reino Unido consigue un 'entrenador personal'