La Reina Isabel II, muy enfadada con su nieto Enrique debido a sus polémicas fotografías