Realizar ejercicio o darse un baño ayuda a no llevar los problemas del trabajo a casa