Rajoy apoya la prisión permanente