Puertas abiertas y aire acondicionado encendido, práctica habitual en comercios y restaurantes