Nuevas conversaciones evidencian el caos que rodeó la catástrofe del Prestige