Preocupación por el vertido de aguas ácidas al río Odiel en Huelva