Precaución, amigo conductor…con los medicamentos