Nuevas pruebas confirman que Montes Neiro fue a reuniones para vender las joyas