“La Policía me busca, tengo miedo”, habla el motorista que publicó un vídeo a 250 kilómetros por hora