La Policía pide calma ante la "alarma social" creada por los "payasos diabólicos"