La policía acusa a todos los 21 detenidos de un delito riña tumultuaria