El Plan Integral de Memoria del Ayuntamiento de Madrid reaviva la polémica