Un jeque árabe compra un pueblo del Pirineo catalán