Cierta tranquilidad en Pineda de Mar