Pierde 57 kilos tras romper un banco de madera en la iglesia