Un policía pide un Halloween apto para niños disfrazado de un terrorífico payaso