El parque del Pasatiempo de Betanzos, sumido en el abandono