Benedicto XVI decidió su renuncia hace un año tras su viaje a México y Cuba