El Papa explica en su primera aparición pública que renuncia "por el bien de la Iglesia"