Un País Vasco cubierto de blanco se congela