Padres, profesores y alumnos se encierran en defensa de la educación pública