Óscar Sánchez, por fin en libertad