La mitad de los 'sin techo' ha sido víctima de incidentes relacionados con el odio