La OMS recomienda seguir comiendo carne pero con moderación