Los epidemiólogos dice que el informe de la OMS no es una alarma sanitaria