La OCDE refleja que las chicas son mejores en casi todo respecto a los chicos