Pudo llamarse Satanás pero sus padres prefirieron llamarle ‘Iron Maiden’