Nick Santonastasso, sin brazo y sin piernas quiere demostrar que no hay limitaciones para vivir