El maltratador grabado por la cámara de un portal en Alicante se niega a declarar