Nadie se explica cómo pudo caer el suelo del ascensor en el que murieron dos jóvenes en Madrid