Nadal, hijo adoptivo de Madrid