Nace un bebé de 6,2 kilos en EEUU