La NASA se pasa a la psicodelia en su última imagen de Plutón